CONCURSO LITERARIO RELATO CORTO

CONCURSO LITERARIO RELATO CORTO
RESUELTO EL CONCURSO LITERARIO CONVOCADO POR LA AACSCV. YA TENEMOS GANADOR. LA FECHA DE LA ENTREGA DEL PREMIO QUEDA PENDIENTE DE LOS ACONTECIMIENTOS. SEGUIREMOS INFORMANDO.

PATROCINADORES 2020

PATROCINADORES 2020
PATROCINADORES 2020

MAPA FOLLETO

MAPA FOLLETO
MAPA DEL CAMINO DEL SURESTE A SU PASO POR LA PROVINCIA DE MADRID, DESDE ESCALONA A CADALSO Y DE CADALSO HASTA CEBREROS, CON FOTOS DE LUGARES SINGULARES DE TODAS LAS POBLACIONES.

INFORMACIÓN FOLLETO

INFORMACIÓN FOLLETO
CARA DE INFORMACIÓN DEL MAPA DE LAS ETAPAS DEL CAMINO DEL SURESTE A SU PASO POR LA PROVINCIA DE MADRID ENTRE ESCALONA (TOLEDO) Y CEBREROS (ÁVILA) CON INFORMACIÓN DE LOS RECURSOS EN LOS DISTINTOS MUNICIPIOS. ESTE FOLLETO HA SIDO EDITADO POR LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL CAMINO DE SANTIAGO EN CADALSO DE LOS VIDRIOS CON EL PATROCINIO DE LA CONSEJERÍA DE TURISMO DE LA COMUNIDAD DE MADRID. AGRADECEMOS AL AYUNTAMIENTO DE CADALSO SU COLABORACIÓN.

domingo, 16 de agosto de 2020

CAMINO DE SANTIAGO DE LEVANTE. ESTADO DE LA SEÑALÉTICA ENTRE ALMOROX Y SAN MARTÍN.

SEÑALES DEL CAMINO DE SANTIAGO DE LEVANTE
     El jueves 13 de agosto, aprovechando que las temperaturas han aflojado un poco, he podido completar el tramo del Camino de Santiago del Levante entre la M-507 a su paso por el término municipal de Almorox y San Martín de Valdeiglesias, ya en la provincia de Madrid.


     Inicié este tramo el 28 de Junio pasado, tras recibir una llamada de un simpatizante del Camino, y que además ejerce de hospitalero en alguno de los albergues del Camino de Madrid, enterado de que había señales caídas en el Camino de Levante entre Almorox y San Martín, debido a la limpieza y ampliación de cortafuegos llevados a cabo por la Junta de Castilla La Mancha.

     El camino lo inicié en sentido inverso partiendo desde San Martín, verificando la existencia de diversas señales, la posible desaparición de otras y la necesidad de repintar algunas flechas amarillas. Debido al calor debí volverme cuando llevaba recorridos unos seis kilómetros, aunque como he comprobado hoy me quedé a menos de un kilómetro de la señal caída.

     Tras completar hoy el tramo desde la M-507 puedo aportar fotos de todo el tramo en su orden natural.
     Tras cruzar la N-403 entre Toledo y Ávila, en poco más de un kilómetro se asciende a una loma por la que transcurre el Camino de Santiago de Levante, convertido gracias a la asociación de la Comunidad Valenciana en el GR-239. En este punto alto se cruza con la carretera M-507 que llega hasta Navalcarnero.


     A ambos lados de la carretera fincas para uso ganadero por lo que las entradas están delimitadas por pasos canadienses, aunque los dos pasos precisan de ciertos arreglos.


  
     El camino sigue ascendiendo entre pinares mientras se dirige hacia el norte. Existen algunas bifurcaciones sin ningún tipo de señal. En esta primera parte del tramo no se ha intervenido, a pesar de los carteles de aviso, por lo que cabe pensar que no se colocaron o que han sido destruidos. Debido a la presencia de algunas rocas podría subsanarse con pintura de flechas.




     Más adelante este camino desemboca en un camino asfaltado por el que hay que retroceder para tomar más adelante el camino que nos llevará a San Martín. En esta intersección hay un cartel indicativo claro.





     Tras una curva del camino asfaltado se aprecian los primeros trabajos de limpieza y ampliación de cortafuegos, seguramente espoleados por el incendio que el verano pasado asoló los términos de Cadalso de los Vidrios y de Cenicientos (pueblos de Madrid) que se había iniciado en Almorox (pueblo de Toledo).


     El camino asfaltado inicia un descenso hasta llegar al límite de la provincia de Madrid, antes de entrar en esta provincia, tras pasar un nuevo portillo con un paso canadiense colapsado, a mano izquierda, se inicia un vertiginoso descenso.



     Algunos ciclistas con los que he podido hablar me cuentan que era un pequeño camino de unos tres metros de ancho que ha sido reconvertido en un amplio cortafuegos, pero con tanta inclinación que se han dispuesto cuatro aliviaderos que cruzan el cortafuegos para evitar los efectos de la erosión.

     Cuando estoy llegando abajo diviso un cartel en el suelo, en el margen del cortafuegos, y al acercarme compruebo que efectiuvamente se trata de uno de los carteles que señalizan el Camino de Levante.



     Las fuertes lluvias caídas hace dos días me permiten cavar con facilidad un agujero para introducir el poste que sujeto con tres pesadas piedras antes de enterrar y fijar así suficientemente la señal.



     Nuevas fotos a la señal erguida y continuo el camino, no perdiendo una referencia muy característica, un alto cerro sobre el que se encuentra una antena.


     Sigo encontrando algunas bifurcaciones sin señalizar pero el cortafuegos indica el camino. En junio pensé que con lluvia este camino sería intransitable, pero la inclinación del terreno y la aparición de roca madre en el suelo parece que van consolidando el camino y se ven marcas de bici y de otros vehículos.


     Tras pasar por uno de los puntos más estrechos del cortafuegos diviso una roca exenta que llama la atención. Me acerco a ella y tiene escrita en una especie de sanguina el nombre: “Canto del Bodegón”. Tras hacer varias fotos del canto y del extraño equilibrio que presenta continuo el sube y baja del cortafuegos.






     Empiezo a reconocer elementos que ya vi en mi anterior exploración aunque decido llegar hasta un amplio cruce de cortafuegos, donde busco sin éxito una nueva señal del camino.



     El camino, a través de un portillo, se separa temporalmente del cortafuegos, aunque durante un tramo discurren juntos separados tan solo por una alambrada, donde además observo mojones de piedra de gran tamaño.



     Un nuevo portillo hace desembocar el camino en un amplio cortafuegos que desciende hacia la carretera M-541 que deberemos cruzar. Esta carretera está en obras de consolidación y no ha recibido aún la capa asfáltica. Tras cruzarla una señal del camino que al estar girada señala destinos equivocados.



     No logro girar la señal con mis manos, pero ayudado por el azadón, con ligeros golpes en una de las señales, logro colocarla en la posición correcta. Estamos prácticamente en el límite provincial, a partir de aquí ni un cortafuegos y el camino, entre pinos y con mucho encanto, aparece cada vez más abandonado.




     Más bifurcaciones, algunas señalizadas, otras no, y señales de todo tipo: tocones de madera, media altura de madera con señalización del GR o del Camino, alguna estaca sin señal alguna y al desembocar en una carretera que une el Jardín Botánico con San Martín una nueva señal del Camino de Levante.








     Comprobado todo el tramo descrito me propongo volver un día con pintura para reforzar la señalización, especialmente en las bifurcaciones no señalizadas.


Fotos y texto: Javier Perals.

No hay comentarios:

Publicar un comentario