CONCURSO LITERARIO RELATO CORTO

CONCURSO LITERARIO RELATO CORTO
RESUELTO EL CONCURSO LITERARIO CONVOCADO POR LA AACSCV. YA TENEMOS GANADOR. LA FECHA DE LA ENTREGA DEL PREMIO QUEDA PENDIENTE DE LOS ACONTECIMIENTOS. SEGUIREMOS INFORMANDO.

PATROCINADORES 2020

PATROCINADORES 2020
PATROCINADORES 2020

ACTIVIDADES AACSCV

ACTIVIDADES AACSCV
TODAS LAS ACTIVIDADES DE LA AACSCV DE LOS MESES DE MARZO Y ABRIL QUEDAN APLAZADAS HASTA NUEVO AVISO POR MOTIVO DE LA PANDEMIA DEL COVID 19.

MAPA FOLLETO

MAPA FOLLETO
MAPA DEL CAMINO DEL SURESTE A SU PASO POR LA PROVINCIA DE MADRID, DESDE ESCALONA A CADALSO Y DE CADALSO HASTA CEBREROS, CON FOTOS DE LUGARES SINGULARES DE TODAS LAS POBLACIONES.

INFORMACIÓN FOLLETO

INFORMACIÓN FOLLETO
CARA DE INFORMACIÓN DEL MAPA DE LAS ETAPAS DEL CAMINO DEL SURESTE A SU PASO POR LA PROVINCIA DE MADRID ENTRE ESCALONA (TOLEDO) Y CEBREROS (ÁVILA) CON INFORMACIÓN DE LOS RECURSOS EN LOS DISTINTOS MUNICIPIOS. ESTE FOLLETO HA SIDO EDITADO POR LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL CAMINO DE SANTIAGO EN CADALSO DE LOS VIDRIOS CON EL PATROCINIO DE LA CONSEJERÍA DE TURISMO DE LA COMUNIDAD DE MADRID. AGRADECEMOS AL AYUNTAMIENTO DE CADALSO SU COLABORACIÓN.

viernes, 14 de junio de 2019

SAMOS EN EL CAMINO DE SANTIAGO

SAMOS, EN EL CAMINO DE SANTIAGO.
     Muchos son los pueblos y municipios de España que se encuentran en alguno de los Caminos de Santiago que surcan nuestra geografía.

     Samos es una localidad de la provincia de Lugo donde se encuentra el Monasterio de Samos, dedicado a Santa Basilisa. El Camino de Santiago histórico discurre desde O'Cebreiro hasta Sarria pasando por San Xil, pero cada vez más peregrinos deciden tomar la variante de Samos para conocer y pernoctar en su monasterio.





     La localidad de Samos se encuentra en un espectacular entorno natural, en el valle que da entrada a los montes de Pedrafita, atravesado por el río Sarria y el río Oribio, rico en anguilas y truchas que constituye uno de los platos más emblemáticos de la zona.





Más información:
http://www.alberguescaminosantiago.com/poblaciones/samos-lugo-camino-de-santiago/

Realiza la entrada Javier Perals

jueves, 13 de junio de 2019

MIS GOLONDRINAS

MIS GOLONDRINAS.

     Volverán las oscuras golondrinas
     en tu balcón sus nidos a colgar,
     y otra vez con el ala a sus cristales
     jugando llamarán.
     Pero aquellas que el vuelo refrenaban
     tu hermosura y mi dicha a contemplar,
     aquellas que aprendieron nuestros nombres...
     ésas... ¡no volverán!


     Así comienza una poesía de Gustavo Adolfo Becquer que, curiosamente, no dedica a las golondrinas sino al amor.

     Al poner el título he visto que el "mis" resulta muy posesivo, y no es esa mi intención. Al hablar de "mis golondrinas" quiero referirme a esas golondrinas que me resultan muy cercanas, vecinas, amigas.

     Las golondrinas se han acostumbrado a moldear sus nidos aprovechando ciertos rincones de las construcciones humanas: cornisas, balcones, vigas de madera, ... Viven por tanto en proximidad con las personas, aunque les gusta mantener las distancias.

     Una pareja de golondrinas anidó el año pasado en el portal de mi casa, aprovechando un clavo que puse en una de las vigas de madera para apoyar su nido construido con bolitas de barro, como antiguamente se hacían las casas de adobe. 

     Viaje a viaje, bolita a bolita, como el alfarero, van dando forma a su nido de barro. Luego lo acomodan con musgo, pelusas, plumones, briznas de hierba haciéndolo mullido y confortable.

     Luego la hembra irá haciendo su puesta, de tres a cinco huevos, que generalmente van incubando por turnos padre y madre. La fidelidad entre estas aves es muy alta. En ocasiones es la madre la que permanece en el nido y es el macho el encargado de alimentarla.


     Cuando los huevos eclosionan serán los dos progenitores los que se encarguen de alimentarlos a todos, para lo que deben realizar numerosos vuelos, descansando sólo cuando cae la noche.


     Un día vi cuatro piquitos, como cuatro sonrisas socarronas, blancas e inmóviles, hasta que llegó uno de los adultos y aquellos picos se abrieron mostrando un color amarillo provocador. Todos tratan de sacar tajada, aunque en cada viaje sólo uno se queda la recompensa del alimento.

     Cada vez que me ponía a hacerles fotos me reprendían ordenándome que me alejara de allí. Como quería hacerles fotos lo más cercanas posible coloqué en mi cámara un teleobjetivo y me puse pegado a la pared de enfrente, que así me servía de apoyo en mi paciente espera.

     Empezamos a llevarnos mejor, entendieron que sólo trataba de verlas y que no corrían peligro, por lo que consintieron mi presencia allí. Así descubrí que en realidad eran cinco las bocas que alimentar, que los padres apenas se posan unos segundos, dan de comer a uno de sus polluelos y reanudan el vuelo enseguida.


     Por la calle de La Iglesia se las puede ver en vuelo rasante, acercándose a las rejillas del alcantarillado por donde deben rondar moscas y mosquitos que cazan al volar con la boca abierta.



     Hay personas a las que no les gustan mucho porque ensucian con sus cagadas, pero también hay quien ha sabido encontrar soluciones colocando un estante protector bajo el nido. En mi casa no he puesto repisa, sólo friego cada varios días el sitio donde caen sus deposiciones. Por cierto, que bien se ocupan de enseñar a los pequeños que las heces se expulsan del nido para mantenerlo limpio.
Fotos y texto: Javier Perals.

miércoles, 12 de junio de 2019

LIMPIEZA DEL CAMINO DE SANTIAGO DEL SURESTE A SU PASO POR EL MIRADOR, EN CADALSO DE LOS VIDRIOS.

LIMPIEZA DEL CAMINO DE SANTIAGO DEL SURESTE A SU PASO POR EL MIRADOR, EN CADALSO DE LOS VIDRIOS.
     El domingo 9 de junio habíamos quedado Angel Luis y yo para ir a limpiar el Camino de Santiago del Sureste a su paso junto a la urbanización El Mirador.

     A pesar de la escasez de lluvias la vegetación había vuelto a cubrir el camino y las zarzas arrancadas entonces rebrotaban con fuerza en varios puntos.

     Esta parte del Camino se recuperó el año pasado gracias a la intervención del Ayuntamiento de Cadalso de los Vidrios, que asumió así el proyecto presentado por la AACSCV para arreglar este acceso junto a la carretera, evitando pasar por las calles de la urbanización y las posibles molestias al transitar por ellas en horas muy tempranas.


     Quedamos a las siete de la mañana para desayunar en La Transilvania, luego fuimos a recoger unas herramientas y especialmente la desbrozadora mecánica con la que nuestro trabajo cundiría más. Tomamos la furgoneta y bajamos por la carretera hasta la entrada al Mirador.

     Cuando estábamos ya metidos en faena apareció Eloy, que iba de paseo recorriendo parte del Camino, y sin dudarlo cogió un azadón y se puso a arrancar zarzas y otras malas hierbas.



     Por mi parte me centré en enredaderas y zarzas próximas a las paredes de la urbanización, que si bien puede parecer que protegen se convierten en muy peligrosas en caso de incendios.

     Ángel Luis arrancó la desbrozadora y no paró hasta hacer todo el tramo entre la entrada al Mirador y el comienzo del Camino de Casa Tablas, una distancia que he calculado en unos 160 metros.



     Entre los tres dejamos despejado el camino en poco más de tres horas y volvimos satisfechos a Cadalso por el trabajo realizado.

Fotos y texto: Javier Perals.

martes, 11 de junio de 2019

VISITA GUIADA AL CIN EL VENERO, EN CADALSO DE LOS VIDRIOS

VISITA GUIADA AL CIN EL VENERO, EN CADALSO DE LOS VIDRIOS.
     Como habíamos previsto, entre las actividades a realizar en la campaña "La AACSCV con el Medio Ambiente", con motivo del día Mundial del Medio Ambiente que se celebra el día 5 de junio, realizamos, en colaboración con el CEA El Águila de Chapinería, el sábado 8 de junio, unas visitas guiadas al Centro de Interpretación de la Naturaleza situado en El Venero.

     Previamente nuestra asociación se encargó de limpiar la sala de exposición y los paneles expuestos así como puertas y ventanas tanto por dentro como por fuera.


     También cortamos todas las zarzas que cubrían ya medio patio e impedían el acceso a otras estancias. Los trabajadores del Ayuntamiento se encargaron de retirar las zarzas ya cortadas.


     Aunque las puertas de otras estancias quedaron libres para su apertura nos resultó imposible abrirlas. Al parecer una de ellas da a los servicios y la otra a un pequeño habitáculo donde se coloca el generador que permite dar luz a la instalación.

     Por la mañana, Almudena, del CEA el Águila de Chapinería, se encargó de guiar la visita y nos habló de las características medioambientales de Cadalso de los Vidrios, de su riqueza en fauna con mención especial a las aves y de los problemas de supervivencia de numerosos anfibios por la escasez de aguas y lluvias.



     Al final de la visita nos planteó un juego para reconocer una serie de anfibios a través de una clave dicotómica.



     Algunos nos quedamos a comer en El Venero tal y como se planteaba en el desarrollo de la actividad. 


     Por la tarde, Roberto García Escudero nos llevó un buen grupo de amigos y familiares, muchos de ellos de Cadalso, pero residentes en distintas localidades madrileñas, con los que se realizó una segunda visita guiada y que pretendía especialmente concienciar a los más pequeños.


     La AACSCV regaló a cada asistente una planta, bien de flor como Petunias y Tajetes o bien aromáticas, entre las que tuvo mucho éxito la Albahaca.

     Nuestro agradecimiento a todas las personas que asistieron a lo largo del día y a la atención prestada en las visitas guiadas.


     Esperemos que esta iniciativa no quede como un hecho aislado y el CIN el Venero pueda ser visitado más fines de semana por las personas que se acercan al Venero a compartir una jornada de comida y esparcimiento en contacto con la naturaleza.
Fotos: Ángel Luis Vicente, Tony Álvarez, Ana Sibert y Javier Perals.
Texto: Javier Perals.