CELEBRACIÓN DEL DÍA DEL PEREGRINO EN CADALSO

CELEBRACIÓN DEL DÍA DEL PEREGRINO EN CADALSO
EL DOMINGO 28 DE JULIO, A LA SALIDA DE MISA DE LAS 12, CELEBRAREMOS EL DÍA DE SANTIAGO Y EL DÍA DEL PEREGRINO INVITANDO A LOS ASISTENTES A UNOS REFRESCOS Y UNOS BOLLOS. ASOCIACIÓN AMIGOS DEL CAMINO DE SANTIAGO EN CADALSO DE LOS VIDRIOS.

CAMINO DEL SURESTE ENTRE TOLEDO Y VILLAMIEL

CAMINO DEL SURESTE ENTRE TOLEDO Y VILLAMIEL
ETAPA REALIZADA EN ENERO DE 2015 Y CONTADA POR PEDRO ALFONSO EN EL BLOG DEL ZORRO CORREDERO

MAPA FOLLETO

MAPA FOLLETO
MAPA DEL CAMINO DEL SURESTE A SU PASO POR LA PROVINCIA DE MADRID, DESDE ESCALONA A CADALSO Y DE CADALSO HASTA CEBREROS, CON FOTOS DE LUGARES SINGULARES DE TODAS LAS POBLACIONES.

INFORMACIÓN FOLLETO

INFORMACIÓN FOLLETO
CARA DE INFORMACIÓN DEL MAPA DE LAS ETAPAS DEL CAMINO DEL SURESTE A SU PASO POR LA PROVINCIA DE MADRID ENTRE ESCALONA (TOLEDO) Y CEBREROS (ÁVILA) CON INFORMACIÓN DE LOS RECURSOS EN LOS DISTINTOS MUNICIPIOS. ESTE FOLLETO HA SIDO EDITADO POR LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL CAMINO DE SANTIAGO EN CADALSO DE LOS VIDRIOS CON EL PATROCINIO DE LA CONSEJERÍA DE TURISMO DE LA COMUNIDAD DE MADRID. AGRADECEMOS AL AYUNTAMIENTO DE CADALSO SU COLABORACIÓN.

martes, 31 de octubre de 2017

CAMINO DEL SURESTE. ETAPA RUEDA VILLAVIEJA DEL CERRO

CAMINO DEL SURESTE. ETAPA RUEDA VILLAVIEJA DEL CERRO. 1ª PARTE
     En el fin de semana del 28 y 29 de Octubre 11 peregrinos de Cadalso de los Vidrios, continuando con las etapas iniciadas en Toledo en 2015, han realizado dos etapas más del Camino del Sureste, entre Rueda y Villavieja del Cerro la primera, y entre Villavieja y Mota del Marqués la segunda.
     En esta entrada contaremos como se desarrolló la primera etapa y dejaremos la visita a la bodega y a Rueda y la segunda etapa para futuras entradas, así podemos mostraros más fotos.
Entidad bancaria en edificio histórico.
Cajero disimulado en una ventana.
     El sábado 28, a las seis de la mañana, nos encontramos en la gasolinera de Cadalso, cargamos los dos coches que llevamos, los llenamos de gasolina, nos distribuimos los once pasajeros y salimos hacia Rueda a través de Ávila, Arévalo y Medina del Campo.
     Mientras la mayoría desayunaba tranquilamente nos fuimos María y Javier con los dos coches para dejar uno de ellos en Villavieja y con el otro regresamos a Rueda para iniciar juntos la etapa.

     Tras la foto de rigor, con los rayos del sol aún muy tumbados, cruzamos Rueda siguiendo las flechas amarillas del Camino, contemplando diversos monumentos de la localidad.



     A uno y otro lado edificios históricos, relacionados con la Denominación de Origen y bodegas,



     A la salida un parque nos recuerda que estamos en otoño, aunque la temperatura de mediodía y la falta de lluvias nos haga pensar en otra estación. Este paseo arbolado será una de las pocas zonas verdes por la que pasaremos a lo largo del día.

     Tras el parque, al norte de Rueda, empezamos a notar un mal olor que nos acompañará un buen tramo del Camino. Han construido una nueva depuradora pero no parece estar aún en uso y los olores se han adueñado de la zona.

     Por fin podemos cruzar el cauce que sirve de aliviaderos de las aguas residuales y el ligero viento de poniente nos libra ya de un olor que ha dado juego para más de una broma. Relativamente cercano un bosque de pinos bien frondoso con unas construcciones que después veremos que están abandonadas.

      De pronto surge la alarma, de los bordes del pinar sale humo y al acercarnos vemos que alguien ha prendido en varios puntos, aunque también parece que han cavado un poco como para limitar la propagación. No hay llamas, es una combustión lenta que afecta a la jamuga o pinaza y a piñas que hay por el suelo. Llamada al 112 pero no sitúan un punto a unos seis kilómetros de Rueda junto al Camino de Santiago, con un bosque frondoso que se alarga varios kilómetros y en el que al menos hay tres edificios abandonados.

     Hasta pasado casi un kilómetro más, que cruzamos una pequeña carretera que se dirige a La Seca y nueva llamada para tratar de definir mejor el punto del fuego. No nos parece alarmante, y así lo hacemos saber, mientras no se levante viento. Antes de terminar la etapa nos acordaremos de este aviso porque en algunos puntos, en Tordesillas y cerca de Villavieja, el viento era bastante intenso.



     Llegamos a Tordesillas y por fin cruzamos el río Duero, amplio y majestuoso, ascendemos a la oficina de Turismo y primer descanso para recuperar fuerzas.






     Una mala indicación y un mal presentimiento (han desaparecido las flechas amarillas) nos hace dar un rodeo que nos retrasa bastante tiempo. Pasando por la plaza nos hubiéramos ahorrado el rodeo y el sofoco. Por fin las flechas, cruzar la N-VI por un puente elevado, atravesar un polígono industrial que se quedó en la urbanización de las calles y un camino seco y serpenteante que nos llevará hacia Villavieja, donde se aprecia otra construcción en la pendiente del cerro que también se quedó en el intento, o que no resultó rentable, una pista de nieve.


     Nos encontramos con un pastor y un buen rebaño de ovejas, calculamos que en torno a cien, hablamos con él sobre la sequedad del terreno, nos cuenta que debe andar más con el rebaño para aprovechar más las hierbas de los bordes del camino y de los linderos y nos vaticina que la semana que viene (esta en la que estamos) vendrán las lluvias. Las tierras están ya labradas para aprovechar mejor el agua que venga.


     Ante las vueltas del camino Pedro decide trochar por un barbecho y encuentra luego un huerto con un melonar y algún manzano, del que coge alguna fruta para calmar sed y fatiga. Al final es el último que llega al pueblo, Villavieja del Cerro, donde las pocas personas que vemos nos reciben cordialmente, nos indican dónde vive la alcaldesa y nos cuentan algunas cosas del lugar.



     Foto de final de etapa en la que les invitamos a posar con nosotros ante la enorme y bonita iglesia. 

     Como nos hemos retrasado en el tiempo y nos esperan en un restaurante de Tordesillas, mientras unos esperan a Ángel Luis, que nos sirve de enlace llevando uno de los coches, los demás nos vamos con el otro coche para el restaurante Don Pancho, en plena plaza mayor de Tordesillas.

(Continuará)
Fotos: Raquel López Moreno, Uge Baquera y Javier Perals.
Texto: Javier Perals

domingo, 29 de octubre de 2017

ARREGLOS EN BETANIA

ARREGLOS EN BETANIA, OCTUBRE 2017.
     Al escribir el título de la entrada puse "últimos arreglos en Betania", pero después he corregido pensando que ese título puede llevar a un error de interpretación y permita pensar a alguien que ya hemos terminado con los arreglos.
     Poco a poco vamos terminando cosas, a veces detalles, pero... ¡quedan tantos! Aparte de lo que queda en salón y fachada, nos faltan muchos remates de yeso, cemento blanco o escayola para que después puedan pintarse bien las paredes.

     Nos falta colocar perchas y otros útiles en los servicios, aunque ya están puestas las barras de las cortinas y una cortina en cada aseo.



 Nos falta colgar los botiquines, espejos y algunos estantes.



     Nos hace falta, que no tenemos, un armario amplio, de esos que tienen unos 60 centímetros de profundidad, (se agradece donación) para guardar las mantas, colchas y edredones que sí tenemos.
En este mueble se guardarán sábanas y fundas de colchones y almohadas.
     Ya están fijados los muebles de la cocina pero nos falta colocar los topes de la encimera y el rodapié. También hemos puesto el fregadero pero nos falta conectarlo al desagüe así como el tubo de desagüe de la lavadora.

     Tenemos una gran mesa para la cocina, que nos regaló Conchi, la de la panadería Lucendo, pero como tuvimos que cortarla hay que terminar de arreglarla y rematarla.
El tablero de la mesa es también de madera pero aún no está restaurado. Lo que se ve es un tablero de aglomerado.
     Nos falta colocar una puerta de madera que cierre la escalera de caracol y la de hierro que da al patio.



     Nos falta colocar algún casquillo, algún enchufe, lámparas y apliques.

     Y nos falta pintar rejas, techos, paredes, fachadas, puertas de hierro, ...


     Y seguramente nos falta un montón de remates de los que nos iremos dando cuenta cuando se vayan terminando otras cosas.
     Como veis en esta ocasión no os he contado tanto lo que hemos hecho como lo que nos falta, y aunque aún quedan bastantes cosas y pueden ser muy entretenidas, ya vamos viendo el final cada vez más cerca. ¿Será para Semana Santa?
Fotos y texto: Javier Perals.