ERAS DEL ROBELLANO Y CASCADAS DE CASILLAS

ERAS DEL ROBELLANO Y CASCADAS DE CASILLAS
REINICIAMOS LAS ACTIVIDADES EN ESTE AÑO 2019 CON UN APETECIBLE RECORRIDO POR LAS CASCADAS DE LAS ERAS DEL ROBELLANO. QUEDAMOS A LAS 10 EN LA COOPERATIVA CRISTO DEL HUMILLADERO PARA DISTRIBUIRNOS EN COCHES EL SÁBADO 19 DE ENERO. IMPRESCINDIBLE INSCRIPCIÓN POR CUESTIONES ORGANIZATIVAS Y DE SEGURIDAD. DIFICULTAD MEDIA ALTA.

MAPA FOLLETO

MAPA FOLLETO
MAPA DEL CAMINO DEL SURESTE A SU PASO POR LA PROVINCIA DE MADRID, DESDE ESCALONA A CADALSO Y DE CADALSO HASTA CEBREROS, CON FOTOS DE LUGARES SINGULARES DE TODAS LAS POBLACIONES.

INFORMACIÓN FOLLETO

INFORMACIÓN FOLLETO
CARA DE INFORMACIÓN DEL MAPA DE LAS ETAPAS DEL CAMINO DEL SURESTE A SU PASO POR LA PROVINCIA DE MADRID ENTRE ESCALONA (TOLEDO) Y CEBREROS (ÁVILA) CON INFORMACIÓN DE LOS RECURSOS EN LOS DISTINTOS MUNICIPIOS. ESTE FOLLETO HA SIDO EDITADO POR LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL CAMINO DE SANTIAGO EN CADALSO DE LOS VIDRIOS CON EL PATROCINIO DE LA CONSEJERÍA DE TURISMO DE LA COMUNIDAD DE MADRID. AGRADECEMOS AL AYUNTAMIENTO DE CADALSO SU COLABORACIÓN.

jueves, 27 de febrero de 2014

MIL VISITAS

MIL VISITAS
No hemos cumplido dos meses desde que abrimos el Blog de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago y ya hemos llegado en el contador de visitas al número mil. Lo he descubierto esta noche al hacer la entrada sobre el paseo a Piedra Escrita y ya sé que cada vez que hago una entrada, o una modificación, porque mira que he tenido que hacer modificaciones para corregir mis propios errores, salta un numerito.
Por cierto, uno muy gordo, es la ausencia del autor de la foto de nuestra portada, que es Jose María Díaz Rubio, socio y tesorero de nuestra asociación.
GRACIAS A TODOS.      Javier Perals

sábado, 15 de febrero de 2014

Monasterio de Guisando

MONASTERIO DE GUISANDO    FEBRERO DE 2014
El pasado 8 de febrero tuvo lugar la primera de las visitas al antiguo Monasterio de los Jerónimos de Guisando, concertadas por la Asociación. La meteorología adversa no fue obstáculo para la visita, que se desarrolló sin apenas lluvia e, incluso, con algún rayo de sol.
Toros de Guisando, Foto de nuestro archivo.
 A la hora prevista nos estaba esperando en los Toros de Guisando Julián, el guía, miembro de la familia propietaria de la finca, que nos facilitó el acceso en coche hasta la Cañada Real Leonesa, donde iniciamos el ascenso a las ruinas del Monasterio, la Ermita de San Miguel y la cueva de San Patricio, que se encuentran a media ladera del Cerro y desde donde se domina una vasta extensión de terreno.
 
El cerro de Guisando, sobre la cabeza del toro que aparece en medio, a media ladera, el Monasterio
Un vez en las puertas del recinto, y tras la foto de rigor, pudimos aprender datos de la historia del Monasterio, que se irían ampliando durante toda la visita y que resumiremos en otro post.
 
A la izda Julián, nuestro guía, y los "siete magníficos". Única foto que se hizo ese día.
Comenzó la visita por los jardines inferiores, donde hay restos diseminados de arcos, columnas y capiteles del claustro superior o “de Novicios”, además de un antiguo aljibe, usado como piscina. También está la piedra clave de la cúpula, con la unión de ocho nervios, de la ermita de San Miguel. Junto a los jardines, se conserva la fachada y paredes interiores de un edificio que se encuentra en plenas obras de consolidación.
 
Columna y arco en los jardines. Foto de una visita hacia 1998.
Bordeando la Casa de Legos, con su porche de columnas, y las paredes de sillares de la Iglesia, pudimos acceder a su interior por su preciosa fachada, comprobando como los arcos de piedras de la altísima bóveda de la nave aún resisten los embates del tiempo. Se conserva algún resto, como el púlpito y su escalinata interior de acceso.
 
Fachada norte y entrada. Foto de nuestro archivo.
Contigua a la Iglesia se sitúa el Claustro, que no está completo y en el que aún subsisten algunos elementos que denotan su antigua habitabilidad, como restos de las ventanas de la galería superior y radiadores de hierro en la parte inferior. Encima de la arquería hay grabados en piedra dos escudos del Monasterio. Debajo de este claustro hay un gran aljibe.
 
Arcadas del claustro. Foto de nuestro archivo.
A través de una antigua cocina, se accede al anteriormente mencionado Claustro superior o “de Novicios”, en el que pueden apreciarse los arranques de los arcos y una tumba de un obispo. En una puerta figura el escudo de los Marqueses de Villena y en otra, dos aspas de San Andrés (es curioso que siendo propiedad durante los últimos 130 años de una familia con título de nobleza, no exista un sólo escudo del mismo). Desde el claustro pasamos al antiguo Refectorio, techado con vigas de madera.


Finalizada la visita del Monasterio, emprendimos la subida a la Cueva de San Patricio, que hizo las veces de Ermita Rupestre, donde escuchamos el eco del goteo del agua de lluvia filtrada. La leyenda no se queda corta y dice que la cueva llega hasta Portugal.
  
Vista del claustro desde la ermita de San Miguel. Foto de nuestro archivo.
Desde aquí, pasando junto a las chimeneas de las cuevas pequeñas, ascendimos a la Ermita de San Miguel por unas escalinatas labradas en la misma piedra, que nos hicieron envidiar la solución para su acceso, y no la de las denostadas escaleras metálicas de nuestra Peña Muñana.
  

La Ermita, de planta cuadrada, también se encuentra destechada, con restos en el suelo de los nervios de piedra que sustentaban la cúpula. Se conservan en las esquinas los arranques de los nervios, cinco en cada una. En la puerta de entrada, de piedra bien labrada, figura el escudo orlado de los Villena. En otro arco interior de piedra, hay relieves de figuras florales que pudieran representar imágenes propias de alquimistas. A este respecto, conviene recordar que el primer Marqués de Villena sobresalió en Alquimia, Astrología y Matemáticas, lo que le valió fama de nigromante, y hechicero, y algunos afirman que en esta Ermita llevaba a cabo alguna de sus funciones.
Vista del Monasterio y la Iglesia desde la ermita de San Miguel. Foto de nuestro archivo.
 Contrasta lo basto de las paredes, una vez descubiertas de su revestido, con lo artístico de los arcos y la cúpula, así como de la ventana, flanqueada por dos banquitos de piedra. La vista que regala la ventana es impresionante: debajo el Monasterio; más allá, el llano de la Cañada y de los Toros de Guisando, donde en tiempos estaba la Venta y también una fábrica de vidrio; en la lejanía, San Martín de Valdeiglesias y las estribaciones de la sierra de Guadarrama. Hacia el sur, la Peña Muñana y, más cerca, el muro de la Iglesia de Navarredonda, que perteneció al Monasterio.
Inscripción en la venta juradera que hizo poner la Marquesa de Castañiza, sobrina de la marquesa que adquirió el monasterio el el último tercio del siglo XIX.
  La bajada hacia la Cañada, en amena conversación, nos permitió conocer más detalles de la historia del Palacio, como, por ejemplo, que fue cuartel de la Guardia Civil durante la época de los maquis, y que funcionó una escuela para los niños de los empleados. Allí nos despedimos de nuestro amable anfitrión y volvimos a coger los coches para regresar a Cadalso, tras tres gratísimas horas de visita al que fue Monasterio de San Jerónimo de Guisando.
Jose Luis de Acuña Reig.
Página web del Monasterio:    http://monasteriodeguisando.es/  

lunes, 3 de febrero de 2014

CINEFORUM "EL CAMINO"

CINEFORUM
Este pasado sábado, ya uno de febrero, se proyectó en el salón de actos del Hogar del Jubilado la película "The Way" (El Camino) que trata sobre el Camino de Santiago y algunas de las motivaciones del peregrino para hacer el Camino. 

La película, de casi dos horas de duración fue del agrado de las cerca de cuarenta personas que se encontraron en el Hogar del Jubilado convocados por El Ayuntamiento a través del "Foro Cultural de Cadalso" y de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Cadalso de los Vidrios.

Tras la proyección, en la que casi estrenábamos proyector, se abrió un interesante coloquio sobre los aspectos tratados y no tratados en la película, como las motivaciones de cada persona para hacer el Camino, las vivencias que las han llevado hasta allí, las emociones que surgen durante y al final del camino y las experiencias personales de algunos de los presentes.

Se valoró también el ambiente de "acogida al peregrino" que se vive en muchos lugares situados al pie del Camino y cómo ese espíritu se traslada a otras localidades, como Cadalso, que están en los "otros" caminos de Santiago.

Por parte de Perico se puso en evidencia algunas de las carencias del film, como las ampollas, las dificultades con el calzado, el cansancio acumulado, la riqueza culinaria en torno al camino y otros aspectos muy conocidos por quienes han hecho varios de los caminos que llevan a Santiago. En definitiva una agradable tarde llena de emociones revividas.